Aldeadávila de la Ribera, turismo rural y deportivo

Publicado el 6 octubre 2010
Archivado en Silvia | 3 comentarios

Situado en la comarca de las Arribes, nos encontramos con Aldeadávila de la Ribera. Una pequeña y entrañable localidad del noroeste salmantino que forma parte del Parque Natural de las Arribes del Duero, un espacio natural de gran atractivo turístico por su belleza paisajística y las diversas posibilidades de ocio que ofrece.  Aldeadávila es también conocida como “el corazón de las arribes”  y “capital comarcana para los villanos”, gracias a Miguel de Unamuno, que visitaba la zona con asiduidad.

Los amantes del turismo rural y deportivo encuentran en Aldeadávila un lugar ideal para la práctica de sus hobbies. En ella se puede realizar senderismo, piragüismo y paseos en barco.

Los lugares más destacables de la localidad son el Picón de Felipe, la Playa del rostro, el Picón del Fraile, la Presa de Aldeadávila, Corporario y Rupitín de Lastrón.

Es el destino perfecto para desconectar de la rutina y pasar unos días de absoluta tranquilidad. Uno de los alicientes para conseguirlo lo encontramos gracias a la Playa del Rostro. Una hermosísima playa artificial instalada a orillas del río Duero que acoge, gracias a su prestigio a infinidad de visitantes. En ella se puede realizar la práctica del piragüismo, tanto de manera individual, como en pareja. Dicen las personas que han tenido la suerte de surcar las aguas del río en este punto en piragua que es una de las mejores experiencias de su vida.

A parte del piragüismo, la playa ofrece la posibilidad de hacer actividades más tranquilas, como tomar el sol, pasar un día en familia o dar un paseo en barco. Actividades todas ellas que de realizar no borrarán de su memoria, ya que el entorno natural de la playa es espectacular. Eso sí, deben de tener muy en cuenta que el acceso a la Playa del Rostro debe hacerse en coche, a pie resultaría muy complicado.

A parte de lo mencionado, la práctica del senderismo es posible si recorremos las calles del municipio para adentrarnos en los naturales caminos que nos llevan a conocer los diversos miradores. A la hora de realizarlo, es recomendable llevar ropa cómoda, protector solar, agua y sobre todo, tener mucho cuidado. Algunos de ellos, están situados en lugares de difícil acceso, de ahí la belleza de sus vistas.

Los miradores, como mencionaba, son algunos de los rincones más entrañables de Aldeavávila siendo el Picón de Felipe, el mirador por excelencia de la localidad. Dice la leyenda que hace muchos años un joven del pueblo, llamado Felipe, se suicidó desde lo alto de una gran roca orillas del río Duero. El joven muy apenado por la imposibilidad de casarse con su novia portuguesa, decidió arrojarse al vacío y desde entonces el mirador lleva su nombre. Situado a bastante altura sobre el río Duero, desde él se divisa el profundo cañón horadado por el paso del río, y la presa de Aldeadávila, una de las obras de ingeniería más impresionantes de Europa.  El Picón del Fraile, también es un mirador importante en la localidad, ya que las vistas que desde él pueden contemplarse son las mejores de la zona.

La práctica del senderismo es posible si recorremos las calles del municipio para adentrarnos en los naturales caminos que nos llevan a conocer los diversos miradores. A la hora de realizarlo, es recomendable llevar ropa cómoda, protector solar, agua y sobre todo, tener mucho cuidado. Algunos de ellos, están situados en lugares de difícil acceso, de ahí la belleza de sus vistas.

Aldeadávila de la Ribera es uno de los pueblos más bellos de Salamanca, sus gentes son hospitalarias, sus rincones son preciosos, se puede disfrutar de la comida típica de la zona y descansar en un entorno inigualable. Sin duda, una experiencia única donde las haya.

 

Comentarios

3 Respuestas para “Aldeadávila de la Ribera, turismo rural y deportivo”

  1. Alberto (20 comments) on octubre 6th, 2010 17:24

    Una de las zonas más tranquilas y refrescantes donde darse un chapuzón en el interior de la Península Ibérica. Un río limpio y de aguas calmadas en las que nadar y unas piraguas donde poder disfrutar de una soledad solo rota por la compañía de las aves rapaces que te sobrevuelan.

    Sobrecogedor!

  2. Marta (2 comments) on octubre 7th, 2010 16:06

    Fui hace unos años con mis amigas, lo pasamos pipa! El paisaje, precioso, y las actividades, como dice la autora, muy interesantes. Nosotras además tuvimos la suerte de probar a montar en burro, toda una experiencia!!

  3. Luis (1 comments) on octubre 8th, 2010 7:10

    Caundo os montéis en la Barca de Corporario: “El Corazón de las Arrribes” preguntar a Elvira por la historia del Picón del tío Felipe: una historia de amor imposible entre el pastorcillo salmantino y la pastora de Bruçó…