Bulgaria: belleza mediterránea en los confines de Europa.

Publicado el 16 septiembre 2010
Archivado en Pérez Rei | 1 comentario

Un mar sereno, sobre el que se acuestan enormes playas de fina arena: el Mar Negro. Un clima suave. Paisajes montañosos adornados por la nieve y el sol. Modernos centros turísticos. Todos ellos son atractivos del pais del yogur. Toda una belleza mediterránea.

Abundan las casas de vacaciones al pie de las montañas y centros veraniegos en los que disfrutar de un descanso pleno, sea verano o invierno. Los balnearios y espacios termales se cuentan por cientos.

Lugares con encanto a mencionar son, por ejemplo, la cueva Magura -sus pinturas en roca datan de la prehistoria-, las pirámides naturales de Melnik, o el Bosque de Piedra” -en las inmediaciones de Varna.
Pero más allá de las bondades con que la naturaleza adornó este pais, debe destacarse la hermosura de innumerables ciudades y pueblos. Tal es el caso, a modo de simple ejemplo, de Kote, Melnik o
Zheravna. Ello a parte de lugares de interés histórico-cultural, como las Tumbas Tracias próximas a Kazanluk. La ubicación de este pais, con un litoral sobre el que se abrazan dos continentes ya nos habla de mezclas, de tránsito y de una historia polimorfa que se manifiesta en la arquitectura y en todas las expresiones culturales.

Un destino asequible en los confines orientales de Europa. Una belleza: Bulgaria.

Comentarios

Una respuesta para “Bulgaria: belleza mediterránea en los confines de Europa.”

  1. Fatima (10 comments) on septiembre 16th, 2010 13:31

    Ah¡ y las rosas de Bulgaria…el valle de las Rosas
    Saludos