Camposancos: Rias Baixas australes, punto Sur de la costa gallega.

Publicado el 20 agosto 2012
Archivado en Pérez Rei | Comentarios desactivados en Camposancos: Rias Baixas australes, punto Sur de la costa gallega.

La carretera que arranca de Vigo y nos conduce por la costa hasta la frontera con Portugal suele ser llamada carretera de Camposancos, pues es este el nombre del último pueblo de la costa gallega, su núcleo más al Sur.

Perteneciente al minicipio de A Guarda, la parroquia de Camposancos es un lugar muy especial, tiene un aire inevitablemente de fin de ruta. Saliendo desde el preciso puerto de la villa de A Guarda y su magnífico rompeolas, una estrecha carretera nos conduce a nuestro destino. Avanzamos por un paraje casi despoblado, en el que podemos observar a nuestra izquierda una antigua fábrica de cerámica y a la derecha toda la amplitud del Atlántico.

Llegamos a la hermosa playa de Camposancos, que cuenta con la ventaja de tener cerca un pequeño pinar del que resguardarnos del calor. Aquí, la costa de Portugal y el vecino pueblo de Caminha casi se tocan con la mano. En medio del mar, la Insua portuguesa -que alberga una fortaleza- adorna el paisaje y nos llama para visitarla.

Hay oferta hotelera para albergarse y tener un magnífica despertar contemplando la maravillosa desembocadura del Miño. Efectivamente, aquí se encuentra el estuario del mayor río de Galicia.

La localidadad de Camposancos -reconocida como entidad menor– rodea la villa de A Guarda y el mítico y para los galleg@s tan simbólico Monte de Santa Tegra, al cual es necesario acercarse para disfrutar de sus espectaculares vistas.

Desde el puerto llamado A Pasaxe puede disfrutarse de un fantástico y refrescante paseo en catamarán.

Cuenta con un colegio de jesuitas que fue sede de una Universidad privada hace más de 300 años. Posteriormente, ese espacio fue cárcela durante la guerra civil.

Espacio de frontera y de mar infinito, donde río mar y cielo se abrazan. Fin de ruta donde detenerse a observar la belleza procurando hacer infinito el tiempo.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.