Cercedilla, histórico y bello paraje

Publicado el 6 octubre 2010
Archivado en Silvia | 2 comentarios

Una de las localidades más bellas de la Sierra Noroeste de Madrid es Cercedilla. Un lugar de encuentro para autóctonos y visitantes, lleno de rincones cargados de historia donde la naturaleza adquiere un significado especial. Hablamos de una población de montaña, situada a 56 kilómetros de Madrid, cuya situación histórica y geográfica han permitido su desarrollo en todos los sentidos. Sus casi 40 kilómetros cuadrados se caracterizan por ser hábitat de gran variedad de especies vegetales y animales.

Caminar por sus calles es adentrarse profundamente en la historia. Especialmente si visitamos su calzada y puentes romanos, su estación ferroviaria de principios del siglo XX o su iglesia románica. Todos ellos, auténticos tesoros al alcance de la mano.

Cercedilla data de la época del Imperio Romano, en torno al siglo I después de Cristo. Su historia se remonta al periodo en el que las Legiones Imperiales seguían la ruta de la vía Antonina, de Titulcia a Segovia y se toparon con la región del Valle de la Fuenfría. Precisamente allí fue donde se establecieron y construyeron las obras espectaculares que hoy en día se conservan. La más importante es la calzada romana que atraviesa el Valle de la Fuenfría. Transitarla es todo un lujo ya que, pese a los años pasados, sigue conservándose como el primer día. Además, gracias al entorno natural en el que se encuentra, las Dehesas y el citado puerto, la confieren un halo de espectacularidad único en el mundo.

Gracias a sus lugares de paso, a lo largo de la historia, Cercedilla ha sido protagonista de innumerables momentos de protagonismo. Destacan especialmente los periodos de la Reconquista, el año 1630, momento en el que el rey Felipe IV otorgó al lugar el privilegio de villazgo , la culminación de las obras del nuevo Palacio de la Granja y el siglo XIX con la creación del trazado ferroviario Villalba-Segovia.

Pero no solo los hechos históricos han marcado a la serrana villa, famosos escritores como Quevedo y Cervantes fueron algunos de sus ilustres mentores. Y más actualmente, Luis Rosales quien mostró su amor como nadie por Cercedilla, pasó sus últimos años de vida en ella. Gracias a las incontables veces en las que el autor demostró su cariño y admiración por el pueblo, le han sido dedicados dos de los espacios más bonitos del municipio, el Centro Cultural Luis Rosales y el Mirador Luis Rosales.

En Cercedilla también hay innumerables lugares donde la naturaleza adquiere un significado especial, donde disfrutar de la tranquilidad y la belleza. Destacan especialmente las Dehesas, el embalse de las Berceas, las Piscinas Naturales, el Valle de la Fuenfría y todos y cada uno de los miradores que han sido adaptados por el hombre para disfrutar de momentos de paz únicos.

Los parraos, que es como se llama a sus habitantes, son de un marcado carácter que les hace únicos y especiales allí donde vayan. Sus gentes, su historia y el magnífico entorno natural que le rodea, convierten a Cercedilla en uno de los pueblos más hermosos de toda la Comunidad de Madrid. Es de entender que Luis Rosales escogiese con sumo cariño la localidad para pasar sus últimos años de vida.

Comentarios

2 Respuestas para “Cercedilla, histórico y bello paraje”

  1. Irene (6 comments) on octubre 11th, 2010 0:50

    Es uno de los sitios más bonitos de la sierra!!!

  2. Mónica (2 comments) on octubre 21st, 2010 16:50

    Cercedilla es espectacular!! Sobre todo sus numerosas rutas, animo a todo aquel que le guste el senderismo.