Convento de Santa Catalina, siglo VI

Publicado el 1 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en Convento de Santa Catalina, siglo VI

Tras ver amanecer en lo alto del monte Sinaí y admirar unos paisajes increíbles lo típico es llegar hasta el Convento de Santa Catalina que se encuentra en sus alrededores y quedarse sorprendido de lo bien conservado que se encuentra a pesar de haber sido construido en el siglo VI por Justiniano I. El posible truco está en las descomunales murallas que lo rodean, todas de granito en la base y piedra arenisca la parte superior. Y seguro que también ha tenido mucho que ver en ello la pequeña mezquita Fatimí que hábilmente se construyó en su interior, en el lugar de una de las capillas, allá en el año 1106, con la finalidad de que los beduinos tuviesen en el convento un lugar de culto y lo sintiesen como propio. Por lo visto nunca la usaron pero sí que sirvió para que respetasen el lugar.

convento de Santa Catalina

El convento tiene una sencilla basílica con nave central, dos laterales, un abside, un pórtico y varias capillas. Una de ellas es la de la zarza ardiente construida sobre las raíces de la que se cree la zarza que Yaveh utilizó para comunicarse con Moisés. El espacio de mayor valor de todo el convento es su biblioteca con colecciones únicas de iconos religiosos y miles de libros, manuscritos y códices antiquísimos en todas las lenguas de la región.

La vida se mantiene en su interior gracias al pozo de Moisés, un manantial de agua dulce que da vida al convento y a un precioso jardín en el exterior de la muralla, todo un lujo en este paisaje desértico. Impresionan los huesos de los monjes acumulados en un rincón apartado del jardín.

El esfuerzo de llegar hasta aquí ha merecido la pena, pero para compensarnos de su aridez puede estar bien acercarnos a algunas de las playas en las que se puede practicar hasta el buceo.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.