Cusco: Patrimonio de la Humanidad, capital del Imperio Inca.

Publicado el 24 junio 2011
Archivado en Pérez Rei | 2 comentarios

Definida por el personaje Inés en la novela “Inés del alma mía” -de la escritora chilena Isabel Allende- como la ciudad más bella del mundo, Cusco, capital del antiguo imperio inca, el Tahuantinsuyu, es de esos lugares que se quedan para siempre guardados en la memoria. De esas ciudades que, después de visitarlas, uno dice “tengo que volver”.

Con un casco histórico o ciudad vieja que es una auténtica joya arquitectónica y histórica, de color y vivacidad, de mestizaje en todos los sentidos, resulta una delicia recorrer sus calles, pararse en cada esquina, adentarse en sus patios, sorprenderse permanentemente ante lo inesperado y fascinante. Pura y absoluta magia. Quizá tuviera razón Inés.

Referencia necesaria en la ciudad, como suele serlo en estas tierras, es la Plaza de Armas, punto de encuentro en Cusco. Lugar que ha sido escenario de importantes hechos históricos (aquí los incas realizaban el Inti Raymi o “Fiesta del Sol”), la Huacaypata o “Plaza del Guerrero” es sin duda de las plazas más hermosas del mundo. En ella se erigieron construcciones coloniales sobre bases “incas”; sus iglesias, soportales y casonas son bellísimas.

Otro lugar de gran interés es el “Palacio del Inca Roca” o Hatun Rumiyoc; su muro es un atractivo turístico de envergadura: en el se encuentra una piedra labrada de doce ángulos, ejemplar único en el mundo.

El Templo de Santa Catalina, con sus retablos y su museo de arte, es otro punto de referencia; al visitarlo puede disfrutarse de la vista de los muros de piedra de la antigua “Casa de las escogidas” o Aqlla-Wasi (lugar donde se albergaba a jóvenes vírgenes que los pueblos dominados por el Imperio Inca entregaban como una forma de tributo al Inca).

Los palacios de Wiracocha, Wayna Cápac y Manco Capac son otros tantos lugares de especial interés. El primero fue reidencia del Inca Wiracocha (allí se encuentra actualmente la Catedral y las iglesias de El Triunfo y de Jesús María); de la segunda se conservan interesantes restos, encontrándose actualmente en el lugar la iglesia de la Compañía de Jesús; en cuanto a la tercera, se trata de una casa “real” que fue en su día convertida en granero, resaltando las tres “piedras del sacrificio” situadas delante de la iglesia de San Cristóbal.

Mención honorífica merece el Palacio de Quoricancha, expresión del esplendor inca. En el templo del Sol, cubiertos con joyas de oro, se guardaban los restos momificados de los Incas. Además, existían templos dedicados a Venus y a la Luna. Existía una sala de sacrificios.

Recomendación muy especial es asistir a los habituales espectáculos folclóricos en el “Centro Qosqo de Arte Nativo”. Pura fascinación de la música y las danzas andinas.

Hay bonos turísticos que por un módico precio permiten entrar a gran cantidad de lugares, como museos y monumentos del más diverso tipo. Compensa comprarlos.

Pero más allá de la monumentalidad de ciertos lugares, el verdadero placer en Cusco es callejear y no dejar de sorprenderse. Mezclarse con su ambiente, conocer sus mercados, probar platos como el ceviche o el rocoto, tomar algo en la Plaza de Armas, dejarse embriagar por la música andina.

En algún sitio he leido que es como Córdoba o Toledo, pero “en indio”. Algo así. Con la salvedad de poseer la innegable grandeza de haber sido capital de un imperio. Desde este “ombligo” -ese es su significado-, este verdadero ombligo del mundo (su mundo) en la época prehispánica es imprescindible desplazarse al Valle Sagrado y a Machu Pichu. Pero eso merece capítulo aparte.

Una de las ciudades más fascinantes del mundo, la capital del tahuantinsuyu: Cusco.

Comentarios

2 Respuestas para “Cusco: Patrimonio de la Humanidad, capital del Imperio Inca.”

  1. perutravels2 (1 comments) on junio 25th, 2011 18:52

    cubiertos con joyas de oro, se guardaban los restos momificados de los Incas. Además, existían templos dedicados a Venus y a la Luna. Existía una sala de sacrificios.

  2. roxana lazo (1 comments) on junio 25th, 2011 22:00

    Cusco, capital del antiguo imperio inca, el Tahuantinsuyu, es de esos lugares que se quedan para siempre guardados en la memoria. De esas ciudades que, después de visitarlas, uno dice “tengo que volver”.