De Baiona a A Guarda por la costa: un paisaje impresionante

Publicado el 10 mayo 2010
Archivado en Pérez Rei | Comentarios desactivados en De Baiona a A Guarda por la costa: un paisaje impresionante

Santa

Si hay algún tramo de la costa gallega que me guste -y ya es decir- son los poco más de treinta Km que unen Baiona con A Guarda, la parta más al sur de la costa gallega. Un paisaje realmente impresionante.

Arrancando de Baiona, conocida por su Parador, y con un casco viejo que vale mucho la pena, nos dirigimos hacia el Sur, por una carretera llena de curvas, dejando a nuestra derecha un mar bravo y una costa rocosa y a nuestra izquierda continuas y rotundas montañas.

Imprescindible detenerse en el pueblo de Santa María de Oia, en el que se halla un monasterio cisterciense, con una larga historia (1137-1835) y ´que fue habitada por una comunidad monástica de una importancia enorme en la zona. El lugar, abrigoso, formando una especie de bahía que protege de las embestidas del Atlántico está lleno de encanto.

Aparte de lo magnífico del paisaje -combinación de mar y montaña- llama la atención la serenidad: muy cerca de Vigo y de la -en verano- bulliciosa Baiona, se trata de un espacio escasamente poblado en el que se respira tranquilidad.

Un atractivo importante, en cuanto a festejos, lo constituye el curro de Mougás, la rapa das bestas. Este tipo de eventos tiene su origen en la Edad de Bronce, y consisten básicamente en reducir y domesticar a los caballos salvajes, abundantes en la zona.

Los lugares para probar la gastonomía local son abundantes y merece la pena deternerse en alguno de ellos.

La llegada a A Guarda es la apoteosis final. Varias circunstancias confluyen para hacer de este lugar un punto con un interés difícilmente igualable: el río Miño -el más grande de Galicia- desemboca en el Atlántico, conformando un estuario bellísimo; al otro lado del río -y de la desembocadura- casi tocamos con los dedos tierras portuguesas; el pueblo en sí es el típico pueblo marinero con encanto -dejad vencer la tentación y entrar en alguna marisquería; pero lo más espectacular es contemplarlo todo desde el Monte Santa Tegra, un mirador espectacular con unas vistas panorámicas impactantes. En el monte se encuentra uno de los mayores castros de Galicia.

En fin 30 Km de un paisaje impresionante. Una de esas rutas que dejan huella.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.