Dormir en el desierto de marruecos

Publicado el 27 noviembre 2017
Archivado en Israel Gabriel | Salir del comentario

Si hay un lugar donde desconectar, buscar la relajación es en el desierto, una excursión de tres días por Merzouga. Un recorrido para los más aventureros, los que huyen del mundanal ruido.

Para empezar veremos los sorprendentes paisajes del Atlas; la Kasbah de Ait Ben Haddou, la ciudad fortificada más sorprendente de Marruecos, y set de rodaje de películas tan famosas como Gladiator o El Reino de los Cielos. También pasaremos por el Valle del Roses o las Gargantas del Dades y del Todra. Y una vez en Merzouga, nos vamos a adentrar en el desierto a lomos de un camello hasta llegar al campamento donde pasar la noche.

Paz, y comodidades, disfrutando de la calma en el desierto, y de una de una comida auténtica. Eso por no hablar del amanecer al día siguiente. En el trayecto de vuelta conoceremos lugares como el Palmeral de Tafilalet, el pueblo de Rissani o la cordillera Anti Atlas.

Merzouga es un pequeño pueblo en el sureste de Marruecos, a unos 35 kilómetros al sureste de Rissani, a unos 45 kilómetros de Erfoud, y unos 50 kilómetros de la frontera con Argelia.
El pueblo es el más famoso de Erg Chebbi, un erg subsahariano, y es por esta razón una parte de los itinerarios de muchos turistas que visitan Marruecos.

Merzouga también cuenta con el mayor cuerpo natural de agua en Marruecos. En 2006 Merzouga ha experimentado devastadoras inundaciones repentinas, desplazando a 1.200 y dando lugar a algunas muertes.

Alrededor de las dunas de Erg Chebbi, existen otros pueblos menos conocidos: Hassilabied a 4 km de distancia, Tanamoust a 3 km de distancia, Takoujt a 1,5 km de distancia, Khamlia a 7 km y a 15 km, Tisserdmine.

Comentarios

No hay mas respuestas