El Castillo de Toompea, Estonia

Publicado el 31 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en El Castillo de Toompea, Estonia

El Castillo de Toompea es la sede del parlamento de Estonia en Tallín, ciudad a la que muchos vinimos tras descubrirla en un conocido festival musical. Sus orígenes se remontan al siglo IX. Hay algunos restos de la antigua fortaleza. El castillo fue reconstruido muchas veces, la forma básica se mantiene desde la época medieval. Un hecho relevante de aquella época es la consquista, en 1219, de Toompea por el rey danés Valdemar II. Desde entonces Toompea ha gobernado el destino de Tallín.

La Orden los Hermanos de la Espada que lo ocupó durante dies años lo dividió en dos partes bien diferenciadas: El mayor y el menor. En el castillo mayor se concentró el poder eclesiástico y en el menor el poder civil. De esa división procede la actual estructura: un entramado de edificios entre los cuales el principal es un armonioso y apaisado parlamento de planta baja y dos alturas. En conjunto resalta por su grandiosidad. Durante los largos periodos de dominación extranjera, Tallín estuvo dirigida desde este mismo lugar.

No es de extrañar que con el tiempo una vez recuperada la independencia, la sede del parlamento se ubicase aquí, en este mismo Castillo de Toompea. Las remodelaciones y adaptaciones del castillo a lo largo del tiempo han sido constantes. Llama la atención el sistema de calefacción que en una de las reformas se instaló. Un horno en la parte baja servía para calentar no solo esa planta sino también las superiores gracias a un sistema de conducciones que elevaban el calor hacia los pisos altos. Este sistema se extendió por la ciudad y muchos otros edificios oficiales e incluso particulares lo incorporaron. Desde él se domina la ciudad. Se encuentra enclavado sobre una colina, en el centro mismo de la ciudad. Desde él se domina con la vista todo el contorno.

Su torre más relevante es la torre Herman que se eleva 95 metros sobre el nivel del mar. En ella han ondeado muy diversas banderas a lo largo del tiempo, fundamentalmente las danesa y la rusa. Desde el 24 de febrero de 1989 la única bandera es la propia. Si caes en la tentación de querer subir a lo alto has de saber que la escalera de caracol de su interior tiene más de 200 peldaños. Eso sí en algún momento de la ascensión encontrarás algún descansillo que agradecerás.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.