El oceanográfico de Lisboa, ése

Publicado el 11 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en El oceanográfico de Lisboa, ése

Los amantes de los animales y más concretamente de los marinos tienen marcado el oceanográfico de Lisboa con una cruz bien grande que indica que es urgente, para ellos, hacerle una visita. Está abierto todo el año, incluso el día de navidad o el de año nuevo, desde las 10 h. hasta las 18h en invierno y hasta las 19 h en verano. El precio de adulto es de 10,50 € Hay diferentes descuentos según la edad y también un precio familiar de 25 € y precios especiales para grupos de más de 15 personas. Para conocer todo ello mucho mejor hay que visitar su página oficial.

oceonario, acuario, oceanografico,

El pabellón principal tiene forma de portaviones. Es obra del arquitecto norteamericano Chermayeff. Consta de cinco bloques. Los tiburones se encuentran en el bloque central, que es el más grande. También es el que levanta mayor expectación ya que, amparados en los cristales,  podemos situarnos a escaso medio metro de ellos. ¡Como para comérnoslos! Las otras cuatro zonas o bloques representan espacios oceánicos distintos: el Atlántico, el Pacífico, el Índico y el Antártico.  Podría contaros algunas curiosidades de cada uno de los acuarios, pero más con la idea de animaros a que vayáis a verlo que con la de sustituir la visita por una explicación. La temperatura del agua del acuario central es de 21ºC. 5 millones de litrros de agua salada lo componen y las diferentes especies que viven en él comen unos 300 Kg de comida a la semana.  Si el mundo de los acuarios te motiva lo suficiente seguro que en la tienda de regalos podrás encontrar algún recuerdo que llevarte a casa. Lo típico: camisetas, bolis, peluches, …

En una segunda visita también es posible contratar una visita guiada o participar en actividades que están especialmente pensadas para los niños, como por ejemplo celebración de cumpleaños. Si no fuese por el respeto que los tiburones me imponen incluso a través del cristal, seguro que me hubiese apuntado a bucear junto a ellos. Debe ser lo más de lo más. Pero uno aún piensa con la cabeza. Quizás más adelante. Una vez en el exterior lo mejor es pasear junto al mar, un rato,  y contemplar, en la distancia,  el puente de Vasco de Gama sobre el Tajo, el más largo de Europa. 17,2 Km nada más…

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.