El Puente del Diablo

Publicado el 28 septiembre 2017
Archivado en Israel Gabriel | Salir del comentario

Uno de los sitios más curiosos de Alemania y no visitado por muchos turistas, se encuentra prácticamente escondido en un parque floral que merece la pena visitar. Nos dirigimos para ello al parque Kromlauer, en Kromlau, lugar donde no vais a quedar decepcionados. Tiene 200 hectáreas de verdor debido a sus  miles de especies vegetales que allí conviven y coronadas de formaciones naturales que sorprenden a los sentidos. La belleza nos adsorbe conforme vamos realizando nuestra caminata.

Allí hayamos el Puente del Diablo. Su nombre nos llama la atención y nos da la sensación de que detrás se esconde una leyenda oscura. Pero nada más alejado de la realidad. Su nombre se debe a un motivo mucho más simple, su arquitectura.

puente del diablo

El Puente del Diablo fue construido de tal manera que, observándolo desde cualquier punto, se pueda apreciar cómo crea un círculo perfecto entre su propia imagen y su reflejo en el agua. Los que llevaron a cabo este proyecto lo realizaron sumamente bien. El efecto está plenamente conseguido y su fama está llegando a todos los rincones del mundo.

Por desgracia, está prohibido transitar por el puente pero las vistas son maravillosas. Durante los primeros años de vida de la construcción las personas que tenían oportunidad de observarla estaban convencidas de que había sido obra del diablo. Estos comentarios se deben a los círculos perfectos que el puente y el agua forman.

Hoy en día, el Puente del Diablo sigue siendo un ejemplo de cómo la arquitectura y la estética pueden encajar la una con la otra. Un lugar maravilloso para los amantes de la naturaleza y las buenas fotos.

Comentarios

No hay mas respuestas