El radiotelescopio de Arecibo

Publicado el 2 enero 2015
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en El radiotelescopio de Arecibo

Nunca pude imaginar que un radiotelescopio pudiese ser de tanta utilidad y que fuesen imprescindibles las dimensiones que tiene este de Arecibo.

Cuando llegas a él lo primero que te preguntas es ¿qué es lo que ven mis ojos? ¿puede ser esto cierto? Está uno acostumbrado a ver grandes pantallas orientadas al espacio pero siempre tienen una forma artificial, de objeto construido y claramente diferenciado del lugar en el que se sitúa. En el caso de este de Arecibo, una especie de enorme cráter en la orografía del terreno es la antena principal, exacto, el cráter es la antena.

Este enlace es imprescindible para entender lo que explico. Las dimensiones de dicho cráter son espectaculares, increíbles diría si no fuese porque las he visto con mis propios ojos: el reflector tiene 305 m de diámetro, tres campos de fútbol. Desde diferentes puntos, unos enormes tensores de acero sujetan en el aire, sobre él, un reflector secundario que tiene absoluta movilidad en lo alto gracias a la motorización a la que está conectado.

La siguiente cuestión es ¿y esto sirve para algo? Y la verdad es que sí a juzgar por la gran cantidad de personas que trabajan en él día y noche, 140. Y también a juzgar por el apretado orden con el que se asignan las horas de utilización del mismo. Estudios e investigaciones universitarias sobre el clima ó relacionados con la vida en el universo necesitan emitir y recibir información del espacio.

Este tipo de observatorios se han convertido en imprescindibles en esos estudios. Para completar la visita y acabar de entender el sentido del proyecto, lo mejor es visitar el completo museo del que dispone, en el que se da cuenta de todos los adelantos y logros conseguidos gracias a las aportaciones de información captada desde aquí, desde Arecibo.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.