El Rocío, devoción absoluta

Publicado el 13 octubre 2010
Archivado en Silvia | 1 comentario

A muy poca distancia del bello Coto de Doñana, en el municipio de Almonte, nos encontramos con uno de los rincones más emblemáticos de Andalucía, el emblemático “Rocío”. Un lugar donde la tradición católica y su entorno se unen para envolver al visitante en un halo de misticismo y hermosura.

Su fama le viene dada gracias a la preciosa imagen que acoge en su interior, por la celebridad de sus romerías y especialmente, por la espectacular devoción que los habitantes de las provincias de Sevilla y Huelva profesan desde tiempo inmemorial a la Virgen del Rocío.

Cuenta la leyenda que la ermita que guarda la imagen de la virgen fue creada tras el descubrimiento de un cazador de la zona. El hombre, encontró una estatua de la virgen, )probablemente oculta por los cristianos en la época en que los árabes dominaban la región) y alerta a los habitantes de Almonte, la localidad más próxima al lugar del descubrimiento. El pueblo viendo la belleza de la imagen y gracias al místico descubrimiento deciden construir un santuario en honor a la talla. Desde entonces y gracias al boca a boca de las apariciones de la virgen, se convertiría en lugar de encuentro y devoción de los habitantes de las localidades próximas. Un lugar que a día de hoy es prácticamente universalmente conocido y que recibe anualmente infinidad de visitas en la época de adoración de la Virgen del Rocío.

El edificio que alberga la ermita está impregnado de belleza por los cuatro costados. La imponente majestuosidad de los cuatro evangelistas situados en el retablo del altar mayor, las cuatro columnas espirituales que franquean el Sagrado Simulacro y la impresionantemente bella imagen de la Virgen del Rocío, merecen su gran fama.

Dentro del templo además, el visitante dispone de una exposición permanente en la Sala Real. La muestra, realizada por la Hermandad Matriz de Almonte, acoge carteles, convocatorias, pintura y orfebrería votiva, en las que la religiosidad popular parece adelantarse al más puro arte naif relatando en pequeños cuadros. Describiendo con el pincel, las gracias que la Blanca Paloma les concedió.

 Probablemente uno de los emblemas del Rocío, es su tradicional romería. Ésta tiene lugar todos los años el fin de semana del domingo de  Pentecostés. Es considerada una de las romerías más importantes de España y a ella llega gran parte del mundo. Sus principales atractivos son, a parte de la espectacularidad de la zona y de la gran devoción, los caballos, los carruajes, la gente que acude vestida con los trajes tradicionales de la zona, el olor de las flores del camino y las comidas en el campo.

Tras recorrer  a pie, a caballo, en carretas o carros, el camino de la romería, el cual pasa en parte por el parque de Doñana, una inmensa multitud de devotos llegan a las puertas de la ermita. Puerta donde los almonteños la noche del domingo al lunes de Pentecostes, realizan lo que popularmente llaman el salto de la reja. A continuación, los almonteños sacan a la Virgen que llaman “Blanca Paloma” en procesión y la llevan en hombros por la aldea. El trayecto recorre las distintas hermandades desde donde los sacerdotes le rezan la Salve, acompañados por el pueblo rociero.

 

 

Comentarios

Una respuesta para “El Rocío, devoción absoluta”

  1. Ochanduri (8 comments) on octubre 13th, 2010 14:34

    Tanto el Salto de la reja como la Romería del Rocío son de las estampas más españolas que nos podemos encontrar en los informativos a lo largo del año. Es una experiencia que, seguro, merece la pena vivir.

    Espero alguna vez tener la oportunidad de hacerlo.