Jeneralife, jardines

Publicado el 7 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en Jeneralife, jardines

Si estás en Granada no puedes perderte una visita a La Alhambra. Y si vas a La Alhambra sabrás de sobra que no puedes dejar de visitar El Generalife y sus jardines. Ambos edificios se comunican con un sendero que se conoce con el nombre de Cuesta de los Chinos.

Jeneralife, Granada

Por ejemplo, podrías aprovechar los festivales anuales de música y danza que se celebran en sus jardines cada año y así disfrutar el doble. Los sentimientos que te despiertan tanto la música como la danza son, en ese marco de belleza y armonía inconmensurable, en esas circunstancias del verano, con la temperatura justa que propicia la noche, con la luz, el agua, el color, la música y la plasticidad escénicas, un hito en la memoria, una respiración jadeante, un erizado permanente del vello.

En 1984 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Los soberanos nazaríes lo consideraban su residencia de verano, su lugar de descanso, su jardin del alto paraíso, su Generalife. Fue construido en el siglo XIII por el sultán Muhammad II. Gracias podríamos decirle.

Entras desde La Alhambra por los jardines bajos y el patio árabe. Ves su estanque geométrico.  Llegas al Patio de Polo.  Por una empinada escalera, hasta el Patio de la Acéquia, estás en el centro del palacio. Es el patio rectangular de origen persa, con luz y color, con armonía de agua y aromas de flores que te envuelven. Dejas ir a tus sentidos, a tus cinco sentidos. Pero hay más. Tras el patio de la Acequia, cruzas un pórtico y llegas a la Sala Regia, decorada con yeserías, te acercas al mirador del siglo XVI. Continúas. Una frondosa vegetación lo cubre todo, piensas en las historias pasadas y vividas que se adivinan. Estás en el Patio del Ciprés de la Sultana. Te emocionas con la leyenda de Zoraya. Sigue la música del agua desde los surtidores.  Vas hacia los Jardines Altos por la Escalera de Agua. Descansas en ella. Sientes su frescor. Tómate el dia libre. Mágicos.

Lo mejor para visitarlos es reservar hora a través de internet en su página oficial. Aquí tienes la dirección de la misma. Pero incluso en los cajeros automáticos de servicaixa puedes conseguirlo.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.