La Alhambra que es magia

Publicado el 3 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en La Alhambra que es magia

Ah, La Alhambra. Es recomendable sacar las entradas con tiempo en la página oficial ya que hay un número limitdo de visitas diarias. También es buena idea contratar una visita guiada que dura aproximadamente tres horas. Te pones tu pinganillo y ale, a escuchar tranquilamenlte a tu guía entre el tumulto de la gente. Un hilo invisible de voz te une a tu referente y consigues abstraerte de todo y centrarte en las explicaciones y el rumor permanente del agua, que te rodea por todas partes.

La Alhambra, única

Estás en los huertos y jardines del Generalife. Te envuelve el verde y el movimiento y rumor del agua, todo es vida, te dejas llevar, sientes, hueles, respiras, entran en tu ser los cálidos aromas del naranjo y del ciprés, sin saber cual de ellos predomina más, es un paraíso. La magia del arte desgrana sus filigranas por doquier, qué detallismo, qué formas y combinaciones, qué pasión, qué arte. Miles de detalles, texturas, armonías, simetrías, formas, …  te envuelven. Qué vértigo ante los fosos. En el interior, en perfecto estado de conservación a pesar del tiempo, las formas caleidoscópicas se suceden. Piensas en el pasado y se borran de tu mente las ideas de primitivismo. Es verdadero todo lo que ves, auténtico. Te sientes poca cosa, te sientes casi nadie ante el tiempo. De cielo en cielo, de sala en sala, interiorizas la historia, conectas con los espacios vitales del profeta, Mahoma.

Visita mágica. ¿Con qué me quedo? Pregunta difícil. Con todo. Pero especialmente con la torre de Comares y el patio de los leones. La torre de Comares impresiona por su altura, es la estancia más alta de toda La Alhambra. Estaba destinada a la celebración de audiencias. Ala está en el centro, escrito sobre azulejos. La literatura coránica lo envuelve todo. La saturación de elementos decorativos es máxima. Su techo representa los siete cielos, llenos de estrellas, de los musulmanes. Vas subiendo uno tras otro hasta llegar al trono de Dios. Los ríos del paraíso se concentran en su techo, están formados por sus diagonales. Crece, en él, el árbol de la vida con sus raíces asentadas en el escabel. 9 alcobas, tres por lado, más las tres del sultán, suman las doce casas zodiacales. Asombroso tanta simbología numérica.  Y el patio de los leones en el que no se respira fiereza alguna sino mansa paz y frescura. 12 leones. más simbología numérica, como las 12 tribus de israel, o quizás los 12 signos del zodiaco. También hay referencias en ella al rey Salomón. O quizás es la fuente de la vida y se trata de los ríos del paraíso.  Habrá que volver.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.