La Mezquita Verde de Bursa, única

Publicado el 13 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en La Mezquita Verde de Bursa, única

Cómo recuerdo aquellos años en los que viajar era la mejor forma de compensar las penalidades de un curso lleno de sobresaltos y esfuerzos. En uno de ellos estuve en Turquía. Entre sus ciudades principales está Bursa: Ulu Cami, su Gran Mezquita, Muradiye, el cementerio, con las tumbas de algunos de sus príncipes y sultanes otomanos, La Tumba Verde, la Yesil Turbe, impresionante por sus azulejos y por la belleza de su puerta tallada, su mercado cubierto, mercado de antiguedades y de telas en el que es imposible no comprar algún perfume o alguna mágica alfombra, los Baños de Bursa, baños turcos, en el barrio de Çekirge, y … La Mezquita Verde.

Entrada a la Mezquita Verde

La Mezquita Verde data del siglo XV. Fue construida durante el reinado del sultán Mehmet I. ¿Por qué destaca? Por ese verde inigualable de sus mármoles y azulejos, y también azules, con los que se han recubierto las paredes. De entrada la puerta es muy llamativa por el trabajado dintel triangular que la enmarca.  En su interior todo es armonía y color. Los mosaicos de teselas, pequeñas piedras de forma cúbica, verdes y azules se distribuyen por doquier. Los motivos florales son muy abundantes. Podemos encontrarlos en las puertas y en las ventanas y  en las dependencias más relevantes. Entra la luz aunque no a raudales. Hay pequeñas ventanas en los muros y en los tambores de las diferentes cúpulas. En la sala principal podemos encontrar la fuente de las abluciones y sobre ella un lucernario. Llama mi atención que aparezcan en muchos de los mosaicos los nombres de quienes los diseñaron y construyeron y también esa planta que tiene en forma de T invertida de tal forma que nada más entrar tienes a izquierda y derecha diferentes estancias y el pasillo te lleva hacia un nicho frontal al sur.  Por lo que me he podido enterar no todo data de la misma época. A lo largo del tiempo se han ido haciendo algunas reformas.

En el siglo XIX se cambiaron muchos de los paneles de mármol. Los dos grandes minaretes que vemos en el exterior fueron añadidos con posterioridad a su construcción.  Si me tuviese que quedar con una idea de esta mezquita sin duda sería la de la perfección de sus mosaicos y la originalidad de sus formas y temas florales. Para recordar.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.