La plaza Wenceslao en Praga

Publicado el 20 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en La plaza Wenceslao en Praga

Era verano y tuve la suerte de tener unos días espléndidos en mi primera visita a Praga. Lo mismo hubiese dado que lloviese. Mi voluntad en ese sentido era firme. Praga es Praga. Pero con sol los paseos por la ciudad y por esta enorme plaza central de Wenceslao, son aún más agradables. Su historia se remonta a 1348, nada menos. En aquella época, siglo XIV, el rey checo y emperador del sacro imperio, Carlos IV pensó en contruir un mercado para caballos.


Su forma es bastante atípica ya que es extremadamente alargada y puede confundirse fácilmente con una amplia avenida. Hoy es todo un símbolo nacional. Un punto de encuentro presente en cada uno de los acontecimientos nacionales. La estatua que encontramos en la misma es de San Wenceslao, rey checo del siglo X que propagó el cristianismo. Se cuenta que su hermano, como hiciera Caín con Abel, lo asesinó a través de unos mercenarios cuando acudia matinalmente a los oficios religiosos. Cerca de su estatua encontramos una cruz de bronce que corresponde al recuerdo del estudiante de filosofía de 20 años, Ian Palach. Se prendió fuego como protesta contra la ocupación soviética. Era el 16 de enero de 1969. Todo un símbolo para los checos. También allí mismo unas flores recuerdan a todas las víctimas del comunismo.

El edificio más representativo de la Plaza Wenceslao es su museo nacional. Es de estilo neorenacentista y fue construido por Josef Schulz entre 1885 y 1891. En él hay algunas colecciones permanentes que pueden visitarse como la de la prehistoria de Bohemia, Moravia y Eslovaquia, la exhibición mineralógica y litológica, … Más que los contenidos expuestos, que son muy generalistas, lo que llama la atención es el propio edificio y su interior. Mi hija que tenía en aquellos días 12 años disfrutó muchísimo, tan aficionada como es ella a los animales y al diseño, con las exposiciones de la sección de zoología y con las colecciones de medallas de diferentes países europeos. Es fácil pasar una mañana en esta plaza. Se respira tranquilidad por todos los rincones y en sus alrededores todo son tiendas, restaurantes y cafeterías. ¿Ya has hecho apetito? Vengan unas salchichas al momento.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.