La visita al fuerte de Amber

Publicado el 6 marzo 2015
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en La visita al fuerte de Amber

Qué ocasión más acertada para subir a un elefante que ésta de la visita al fuerte de Amber. Una vez salvados los 11 kilómetros que dista Jaipur de la colina sobre la que se levanta este fuerte, la cuesta hasta él se me demasiado empinada como para hacerla a pie, así que lo mejor es subirse a lomos de uno de los múltiples elefantes que se nos brindan y tambaleándonos llegaremos a la explanada desde la que entraremos triunfantes en el palacio fortaleza del marahaja. Como auténticos idems. Si ya las murallas desde la distancia eran sorprendentes, lo que es la puerta de entrada, la llamada Ganesh Pol, lo es aún más. El detalle de sus formas, de sus adornos, de sus celosías, nos remonta a un palacio de las mil y una noches al instante.

La atraviesas y todo lo que es muro por fuera se convierte en delicado adorno interior. El fuerte se transforma en palacio y nos abre sus estancias y lugares comunes que evocan una vida pasada desarrollada con todo lujo. Está escrito sobre los mármoles, en sus puertas de plata, en los numerosos murales, en las rejas de mármol de la sala de la Gloria. Hasta sus techos están cuidados al detalle. La magia de los espejos tantas veces evocada en muchos cuentos orientales queda aquí justificada en este vestíbulo plagado de ellos, del palacio de Sheesh Mahal.

Desde sus jardines combinando plantas, fuentes y embalses, las vistas se extienden por los alrededores y no acaba uno de creerse todo lo que está allí viendo.

A pesar de que ya en otras ciudades como Delhi o Agra hay palacios semejantes, también propiedad de otros diferentes marahajas del pasado, no por ello deja uno de admirar la belleza única y propia de este fuerte.

No te pierdas este lugar.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.