Las casas cúbicas de Rotterdam

Publicado el 29 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en Las casas cúbicas de Rotterdam

No basta con mirarlas, hay que visitarlas por dentro e imaginarte allí tu vida. Eso es lo que de verdad atrae de estas casas colgadas en la copa de un árbol que el señor Blom se inventó para reconstruir este barrio que en su día fue bombardeado en la 2ª guerra mundial. Fueron construidas entre 1982 y 1984.

Si has llegado a Rotterdam desde Amsterdam, que es lo más normal, lo habrás hecho en tren, así que al salir de la estación estarás en pleno centro de la ciudad y bastará con que camines un poco para que llegues sin problemas a nuestras casas cúbicas tras un entretenido paseo por estas calles tan llenas de vida y de tiendas. Si no quieres pasear demasiado también tienes la opción de llegar en metro. Rotterdam tiene uno de los mayores puertos del mundo y el río forma parte de él. Es un río puerto lleno de muelles de carga y descarga, no busques pececillos por su fondo. Y junto al río está la plaza de nuestras casitas cúbicas. Parecen un pequeño bosque salido de la imaginación juvenil de Picasso. Como no te quieres conformar solo con verlas, has de seguir el cartel que indica cuál de ellas es la visitable. Las demás, como es lógico, ya están habitadas. A través de una pequeña escalera de caracol llegamos a la primera planta. La chica de información está en sus cosas pero pronto nos atiende. La recepción y la tienda es todo lo que hay a la vista. Subimos a la segunda planta y nos encontramos con una gran habitación que también podría servir como despacho por lo espaciosa que es. Desde la mesa del escritorio podemos ver la calle. También hay un baño, menos mal. En la tercera planta los ventanales están en el techo o tejado. Lo llamativo aquí ya es la luz que entra.

Me gusta, aunque quizás vivir en ellas no sea tan cómodo, sobre todo si eres un poco despistado y continuamente has de usar la escalera para recuperar las cosas que vas olvidando. El horario de visita es de 11 de la mañana a 5 de la tarde. No cierran a mediodía. El precio es de 2,5 €.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.