Paseo desde Panxón a A Ramallosa: una delicia de las Rías Baixas.

Publicado el 5 agosto 2012
Archivado en Pérez Rei | Comentarios desactivados en Paseo desde Panxón a A Ramallosa: una delicia de las Rías Baixas.

La costa al Sur de la ciudad de Vigo -hasta llegar a la fronteriza A Guarda, donde desemboca el río Miño y se halla el mítico castro de Santa Tegra- representa una de las rutas más hermosas y agradables en tierras de Galicia.

Hoy nos detendremos en el municipio de Nigrán, concretamente en el tramo que une las localidades de Panxón y A Ramallosa.

Panxón es un bello pueblo tradicionalmente marinero, en el que hoy, sin embargo, las actividades comerciales y turísticas ocupan un despatacado lugar. Partiendo del bellísimo Templo Votivo del Mar-obra del gran arquitecto gallego Antonio Palacios y de visita inexcusable- descendemos hacia Praia América. Dejemos constancia de la importancia en esta localidad de la Festa de San Xoán, la noche del 23 de junio, en la cual se congregan muchos miles de personas.

Pria América puede recorrerse bien a través del Paseo marítimo o andando sobre su agradable arena. Se trata de una inmensa playa en forma de concha que en verano está literalmente ocupada por turistas, pero supone un delicioso paseo en cualquier otra estación del año. Se divisa en frente la localidad de Baiona, a la que hemos dedicado algún artículo en este blog …. unas vistas francamente maravillosas, un mar calmo y un clima envidiable.

Al fin de Praia América podemos rodear Monte Lourido, que conforma una jameshallison casino auténtica península que invade el mar. Las vistas que puden observarse -de lugares como Monteferro o Praia Ladeira- tienen igualmente un encanto muy especial.

Rodeado Monte Lourido, seguimos caminando -esta vez al borde de la carretera y también a través de un paseo en el que hay un espacio para el tránsito en bici- divisando a nuestar derecha el estuario del río Miñor, el río que da nombre a la comarca del Val Miñor, donde el río y el mar se unen y que representa uno de los espacios más hermosos de las Rías Baixas.

Llegando a la localidad de A Ramallosa, podemos detenernos a descansar y tomar algo fresco en la terraza del bar construido en la antigua estación del tranvía, en frente del viejo -y aun existente- cine.

Cuando volvamos por aquí, andaremos hasta Baiona. Pero por hoy ya podemos descansar … nos lo hemos ganado. Pero ha valido la pena.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.