Perito Moreno es el glaciar

Publicado el 9 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en Perito Moreno es el glaciar

Tuve la suerte de ir a La Patagonia hace tres años. Con un permiso de quince días por mi reciente boda, tomé un avión de las líneas aéreas argentinas en Madrid y tras un apacible vuelo llegamos a Buenos Aires. Tras 4 días en la capital llegó, nos llegó,  la excursión que más esperábamos, la visita al glaciar Perito Moreno. Nos habían contado tantas cosas que las expectativas que llevábamos eran muy altas. El miedo a una posible decepción también. ¿A ver si resulta que simplemente se trata de agua helada?

Perito Moreno, Argentina

Iniciamos el recorrido bordeando la Bahía Redonda del Lago Argentino. Ante nuestros ojos, siempre, la Isla Solitaria. Luego, en plena estepa patagónica no dejamos de ver guanacos, zorros, ñandús,  … moviéndose a  sus anchas. Al fin y al cabo estaban en su hábitat natural y nosotros éramos los intrusos. Queríamos llegar al parque nacional Los Glaciares pero,  antes de alcanzarlo, aún atravesamos algunos otros puntos de interés: Cerro Comisión, río Centinela, Cerro Frías y por fin, el río Mitre. Ya en el parque aún hay que seguir avanzando. Unos 40 km, más o menos, por la costa del Brazo Rico.

En un instante todo se convierte en exuberante vegetación. Tras la Curva de los Suspiros, ¡oh! primer avistamiento de la lengua del glaciar. ¿Has estado en las cataratas del Niagara? Pues lo mismo pero en hielo. 60 metros de pared helada recogiendo en su seno todo el agua que hay a sus pies. Un manto de hielo de más de 600.000 Has. Su frente se extiende a lo largo de casi 5 Km.  Su fama proviene de sus inmensidad y de sus rupturas y el espectáculo que conllevan. Suelen producirse cada varios años. En el día a día lo que hay es continuos desprendimientos de bloques de hielo de diferentes tamaños que resultan impresionantes. La caída de uno de ellos  provoca un inmenso estruendo y se transforma luego en un cascote flotante navegando a su aire.  Una buena opción es acercarse al pie del glaciar. Nos la ofrecieron y nos apuntamos sin dudarlo. Se trata de recorrer la costa del Canal de Los Témpanos y llegar a su base. Hay que aprovechar el momento para inmortalizarlo en la cámara fotográfica. Que no se olvide.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.