Por el interior del Gran Cañón

Publicado el 8 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en Por el interior del Gran Cañón

¡Cómo me hubiera gustado hacer todo un recorrido por el interior del Gran Cañon! Por desgracia en mi último viaje a Arizona tan solo pude pasar por uno de sus puntos clave de Observación, el mirador del sur. Conduje mi Chévrolet de alquiler durante horas a través de verdes colinas llenas de pinares por las que discurría plácidamente la carretera.

El Gran Cañon

De pronto vi un enorme letrero, “scenic lookout”, vistas panorámicas o algo así interpreté.  Caminé por entre setos de baja altura y a través de una pequeña senda durante unos minutos.  ¡Oh! Me quedé sin aliento. Hasta allá donde se pierde la vista, con el río Colorado en lo más profundo de la hondonada, serpenteando, … todo el Gran Cañon. Lomas rocosas, riscos, peñas, acantilados y más acantilados a izquierda y derecha, alejándose, marcando líneas de colores que vienen o se alejan, … Todo este espacio era un vasto mar en tiempos prehistóricos. En su fondo se acumularon grandes cantidades de sedimentos marinos. Tras un choque de sus placas tectónicas toda la región se elevó miles de metros y formó la gran meseta del Colorado. Este, con el tiempo fue erosionando esas antiguas capas de sedimentos marinos y ¡zas! aquí tenéis el Gran Cañon.  Me han comentado que la mejor forma de explorar el Gran cañon es a pie. Has de salir de la Villa Gran Cañón y escoger la ruta Bright Angel.  Es una buena excursión de un día completo.

Para pasar la noche es necesario un permiso especial de los vigilantes. así que hay que equiparse con todo lo necesario para un día de calor. ¡Agua, mucha agua! Para un solo día lo mejor es hacer unos 5 km de bajada hasta aproximadamente el centro del Gran Cañon y luego volver. Hay que tener en cuenta que la ida es más cómoda y que es en bajada pero que luego tocará regresar y que habrá que hacerlo ascendiendo. Llegar hasta el final y volver, en un solo día es toda una osadía. ¿La mejor época para visitarlo? O en primavera o en otoño. Hay que evitar las temperaturas extremas. En el interior del Cañón se encuentra el Rancho Phantom. En el se puede comer a buen precio. Entre 12 y 18 € el menú. Como en todo lugar comercializado turísticamente, aquí también podrás encontrar alternativas a la siempre fatigosa de caminar. Por ejemplo, mulas. Tus pies te lo agradecerán. No sé si tu trasero también.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.