Quedamos en Córdoba

Publicado el 15 septiembre 2010
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en Quedamos en Córdoba

El puente romano y la Mezquita

El puente romano y la Mezquita

Córdoba es una ciudades acogedoras, amables y asequibles. Según llegas (el AVE es una buena opción, por la rapidez y comodidad) te das cuenta de que, aunque haga calor, no van a faltar los rincones con fuentes, sombras, árboles o placitas donde refugiarte. La conocida como ‘Sartén de España’ por las altas temperaturas que se registran durante el verano ofrece al viajero calles sosegadas, rincones encantadores y excelentes servicios.

La parte más antigua de Córdoba, La Judería, es el barrio turístico por excelencia. Plagado de callejas, adoquines y color blanco, La Judería ofrece una de las estampas más bellas de España. Pasear sus calles sin prisa, sin guía y sin destino es uno de los mejores planes que se puede pensar para una tarde/noche romántica y agradable. Para cenar, lo recomendable es salir un poco. La Plaza Corredera, llena de soportales con bares, es una buena alternativa para tapear. Sin dejar de visitar las iglesias, la Sinagoga y los lugares obligados, nadie se puede ir sin perderse y encontrar lugares como la Calleja de las Flores. Y si hay suerte y hay patios abiertos para visitar, es necesario entrar.

Mención aparte merece la Mezquita Catedral. El Patio de los Naranjos es el preámbulo, pero el interior es sobrecogedor. La selva de columnas con la catedral cristiana literalmente incrustada en el interior es un espectáculo único. Recorriéndola por dentro nos preguntamos por qué no las religiones no logran convivir en paz. Córdoba, la ciudad de las tres culturas, sigue siendo una mezcla deliciosa de lo mejor de cada época histórica. Con su imponente Guadalquivir, su precioso puente y la espectacular vista de la Mezquita iluminada, la ciudad andaluza es un canto al amor. Amor a la tierra, a la cultura y a la paz.

Sí, sin duda, quedamos en Córdoba.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.