Stirling, el castillo de Escocia

Publicado el 20 diciembre 2014
Archivado en Javier | Comentarios desactivados en Stirling, el castillo de Escocia

Viajar por Escocia es un auténtico placer y más en verano: paisajes de ensueño, frescor ambiental, naturaleza en estado puro, … El coche es el medio ideal aunque si lo que se pretende es vivir el pulso del país, el tren te obliga mucho más a implicarte en el devenir de su forma de vida ( y a practicar el inglés). Stirling es una ciudad fuera de lo común. Es y fue el paso obligado entre el norte y el sur. Se llega a ella en tren desde Queen’s street en Glasgow. Desde Edimburgo es mejor en bus. En mi caso, fue en un coche de alquiler.

Tras aparcar y recorrer sus calles te vas derecho hacia el castillo que se encuentra en lo alto de un montículo de origen volcánico. Es lo que realmente vienes buscando: el castillo más famoso de todo Escocia, el castillo Stirling. Lo tiene todo: historia, ubicación, belleza, conservación, … Data del siglo XIII pero a lo largo de los años fue sufriendo numerosas ampliaciones y reformas. Su fama proviene básicamente de la transcendente victoria que Wiliam Walace obtuvo sobre los ingleses. La película que recrea su vida, Braveheart, la hemos visto todos unas cuantas veces. Sobre ella, sobre dicha victoria, se fundamenta la conciencia nacional de los escoceses. En una de las colinas cercanas al castillo podemos ver el monumento a este héroe escocés. Precisamente desde este monumento la vista sobre el castillo y el meandro del río en el que se encuentra es algo que no deberías perderte.

Es una pena que algunas reformas que se llevaron a cabo en el siglo XIX cambiasen su fisonomía medieval. Por suerte en estos momentos las obras que en él se están realizando pretenden devolverlo a su estado y grandeza originales. Si no quieres entristecerte es mejor que no veas su cementerio, junto al castillo, y que no observes el espeluznante aspecto de sus tumbas y lápidas. Los relatos que recogen la forma de morir a la que fue sometido Walace, tras ser capturado en 1305, son estremecedores: ahorcado pero no lo suficiente como para causarle la muerte, destripado y descuartizado. Sus restos fueron repartidos por toda Escocia con la expresa intención de advertir al pueblo de las consecuencias de una sublevación.

Comentarios

Los comentarios estn cerrados.