Tombuctú: maravillas en Mali

Publicado el 22 diciembre 2017
Archivado en General | Salir del comentario

Una ciudad repleta de misterios cerca de Mali, en el oeste de África, No es uno de los lugares que uno visitaría a priori, pero si eres aventurero te encantará descubrir esta ciudad. La República de Malí es un estado sin litoral de África Occidental. Es el octavo país más extenso de África y limita al norte con Argelia, al este con Níger, al oeste con Mauritania y Senegal y al sur con Costa de Marfil, Guinea y Burkina Faso.

Tombuctú fue utilizada para comerciar desgraciadamente con sal, oro, marfil y esclavos en la antigüedad. Hogar de la prestigiosa Universidad de Sankore, y de otras importantes madrazas, la ciudad fue la capital intelectual y espiritual, y centro de la propagación del islam en toda África durante los siglos XV y XVI.

Sus tres grandes mezquitas, Djingareyber, Sankore y Sidi Yahya, recuerdan la edad de oro de Tombuctú. Todavía hoy cuentan una impresionante colección de antiguos textos griegos de aquella época, e importantes manuscritos del Al- Andalus.

Misteriosa y remota, se ubicada a unos 400 kilómetros de Gao, la capital del país. Hay mucho que hacer en Tombuctú. Paseos en camello por el desierto, mezquitas y bibliotecas musulmanas, caminar entre sus estrechas y sinuosas calles de arena, recorrer su muralla o descubrir su centenaria universidad.

La pena es que Malí es uno de los países más pobres del mundo, con un ingreso per cápita promedio de 1.500 dólares anuales. Entre 1992 y 1995, el gobierno implementó un programa de ajuste económico que resultó en el crecimiento de la economía y la reducción de balances negativos. El plan incrementó las condiciones económicas y sociales, y le permitió unirse a la Organización Mundial del Comercio.

 

Comentarios

No hay mas respuestas